Proa Grup usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Conozca nuestra política de cookies o descubra cómo modificarlas aquí. x
Proa Grup coches nuevos, km0 y gerencia en en Illes Balears y Valencia Bmw Proa Premium Mini Proa Premium Renault Proa Dibauto Dacia Proa Dibauto Hyundai Proa Automoción Proa Ocasión Proa Selection Proa Renting Proa Seguros

Te llamamos Gratis

El Hyundai i30 Fastback N aúna distinción con espíritu deportivo

  • Compartir:

El Hyundai i30 Fastback N aúna distinción con espíritu deportivo

Imagen principal

Los tiempos marcan la descarbonización paulatina de los motores, pero aún quedan reductos para vehículos concebidos para disfrutar al volante. Buen ejemplo de ello es Hyundai, que ha apostado por variantes deportivas de algunos de sus modelos que, bajo la denominación N, están obteniendo buenos registros de ventas. Si el i30 de cinco puertas abrió el camino a finales de 2017, ahora le llega el turno al Fastback N, equipado con un motor de gasolina de 275 caballos. Disponible en otros mercados en una variante del mismo propulsor de 250 CV, el nuevo modelo admite ya pedidos, si bien las primeras unidades no se entregarán hasta dentro de unas semanas, y cuesta 33.250 euros con un descuento de lanzamiento de 6.000 euros que lo iguala en precio al N de carrocería hatchback.El placer al volante no es solo cuestión de potencia (aunque también), y por esa razón la marca coreana ha adornado al Fastback N con una serie de atributos que buscan realzar tanto su dinamismo como su aspecto deportivo, combinado con la elegancia que le proporciona su peculiar silueta híbrida entre coupé y sedán (es un dos volúmenes y medio estrictamente hablando).

Entre los primeros hay que mencionar el diferencial mecánico de control electrónico, la suspensión controlada también electrónicamente, la función de ajuste de revoluciones (Rev Matching), el control de salida en arranque (Launch Control), los neumáticos de alto rendimiento, el cronómetro de vueltas y el contador de fuerzas G, suculento pastel coronado por la guinda de un generador electrónico de sonido.De lo que se percibe a simple vista, lo más sobresaliente son el frontal y la zaga más agresivos, con tomas de aire más de mayor tamaño y una línea roja muy característica en la zona baja (que funciona atrás como reflectante), las llantas de 19 pulgadas de serie y un color exclusivo Shadow Grey. La trasera luce elementos específicos como un labio aerodinámico en acabado negro brillante en el portón del maletero, luz antiniebla triangular en el centro de la carrocería y escape con doble silenciador.Comparado con el i30 N de cinco puertas, el Fastback pesa 12 kilos más pero posee un coeficiente de resistencia al avance un 7% menor. En cuanto a la rigidez estructural, dispone de puntos de soldadura adicionales en puntos clave de la carrocería y puede incrementarse si se incorpora una barra trasera opcional que se sitúa detrás de los asientos, y que reduce la capacidad de carga en 14 litros.Asociado a un cambio manual de seis velocidades, el motor del Fastback N es un dos litros turboalimentado que rinde 275 CV y 378 Nm de par con función overboost y una entrega de potencia uniforme y llena en todo el arco de revoluciones, como hemos comprobar durante una toma de contacto en sinuosas carreteras de Gran Canaria. La deuda del nuevo modelo con la experiencia de Hyundai en competición, especialmente en la Copa Mundial de Turismos (que ganó el año pasado con el i30 N TCR), se hace patente en un diferencial mecánico de control electrónico que permite un veloz paso por curva y una suspensión trasera que acompaña a la perfección las evoluciones del coche tanto en el propio giro como en la aceleración en mitad de la curva, que puede anticiparse mucho más.

El interior, en sintonía con el carácter y la herencia deportiva del vehículo, exhibe abundantes detalles en color rojo, pedales metálicos y asientos deportivos específicos con costuras rojas y el logotipo N que de serie son de tela y pueden pedirse como opción en una combinación de ante y cuero. El volante exclusivo de esta versión agrupa, además de las funciones habituales, las del sistema Grin Control N, con el que se elige entre cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, N y N Custom. Cada programa posee su ajuste propio de respuesta del motor, amortiguadores, control electrónico de la estabilidad (ESC), diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD), sonido del motor, dirección y función Rev matching. En el modo N Custom, el conductor puede seleccionar las opciones Eco, Normal, Sport y Sport+ para cada uno de estos componentes con el fin de adaptar el comportamiento a sus preferencias del momento y a las condiciones de la carretera.Los amantes más acérrimos de la velocidad y las curvas, sobre todo si tienen la fortuna de rodar en circuito, disfrutarán de lo lindo de toda la información sobre potencia, par, trabajo del turbo y aceleración que ofrece la pantalla central del Fastback N, donde reina además un cronómetro de vueltas. Los datos de conducción se almacenan con vistas a que el usuario pueda mejorar su performance en un trazado como, por ejemplo, el de Maspalomas, donde hemos tenido la oportunidad de gozar de las muchas virtudes de un coche que enamora a quienes aún sienten la pasión de conducir.

 

Fuente: www.marca.com

Contactar con el concesionario

(*)Dato obligatorio

Ver teléfono

Quiero que me llamen

(*)Dato obligatorio